Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Procedimientos de virtualización compiladas dentro del kernel

El rasgo distintivo principal entre los Servidores Privados Virtuales KVM y la mayoría de los demás modelos de servidores virtuales es el método de virtualización específico. Mediante KVM, ya no hace falta ejecutar programas de virtualización especiales en la máquina anfitriona – en cambio las instrucciones del software necesarias se están compilando como parte del sistema operativo del host. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar cuando se trata de ejecutar más aplicaciones mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas huésped. La ausencia de este eslabón de comunicación extra reduce asimismo el período de espera I/O, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Utilización de recursos mejorada

Utilización eficaz de los recursos del servidor

En el caso común las máquinas virtuales exigen la presencia de un nivel adicional que las conecten con el host haciéndose cargo de la administración de los recursos. Esta situación da lugar a menos recursos disponibles para las propias máquinas virtuales. Con la ayuda de los Servidores Privados Virtuales KVM, la capa adicional se elimina, ya que el sistema de virtualización está siendo elaborada dentro del sistema operacional de la máquina anfitrión. De esta manera, el conjunto de recursos ofrecidos por el anfitrión pueden utilizarse por los Servidores Privados Virtuales configurados. Dicha disponibilidad de recursos le ofrece la ventaja adicional que se necesita si quiere que sus sitios web y aplicativos sobresalgan entre sus competidores.
Utilización de recursos mejorada

Total libertad de SO

Suba el SO que desee

En el caso común, al obtener un Servidor Privado Virtual, no se le da otra opción sino elegir entre una lista limitada de SOs, por la falta de otros que sean compatibles con el software de virtualización. Sin embargo, los KVM VPS no exigen ningún software de virtualización – porque interfieren sin mediación con la máquina física. Esta es una característica que le permite a usted escoger realmente cualquier SO siempre que pueda correr en el servidor en concreto. ¿Le apetece subir la distribución BSD en su Servidor VPS? Es un objetivo viable. ¿Y qué ocurre en el caso de Windows? No hay problemas.
Total libertad de SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL